Sexo Salvaje con el Vecino

Hola soy una mujer de 30 años. Estuve casada por 14 años y tuve 3 hijos. No era feliz en mi matrimonio al principio todo estaba bien pero el que era mi esposo me había sido infiel y me trataba mal. Solo seguía con él por mis niños. En mi trabajo empecé a sentirme atraída por el vecino de al lado, su local comercial y el mío estaban conectados por una puerta que estaba cerrada con un candado. Con el tiempo empecé a tratarlo y lo que sentía por él fue creciendo hasta que llegue a enamorarme, tenía sueños calientes con él, lo deseaba tanto que me imaginaba todo el tiempo teniendo sexo con él. En mi matrimonio tenía muchos problemas y ya no sentía amor por mi esposo. Un día hablando con mi vecino le confesé lo que sentía y para mi sorpresa me dijo que también se sentía atraído por mí. Me confesó que tenía relaciones con varias mujeres, que era adicto al sexo y que le gustaba hacer toda clase de cosas en la cama. Nunca pensé que fuera esa clase de hombre. Pero nada de eso me importó así que tuvimos el mismo pensamiento y fantasía de abrir ese candado y cogernos en la bodega de mi local. Terminé abriendolo y empezamos a vernos, nos besabamos, nos masturbarmos, cuando estaba con él no podía pensar solo me dejaba llevar, me sentía como una ninfonoma con ganas de coger con él todo el tiempo, me decía cosas sucias y yo me mojaba con solo escucharlas, el que nos pudieran encontrar nos excitaba aún más, le chupaba la verga y a él le encantaba echarme la leche en mi cara, nunca hice ese tipo de cosas con mi esposo pero con él deseaba hacer de todo. Me pedía que tuviéramos sexo anal, pero yo nunca lo había hecho me daba miedo. Me propuso que fuera su esclava sexual, y me decía todo lo que le gustaba hacer, someter, tener sexo salvaje, y coger en todas partes. Para mi era algo nuevo nunca había experimentado ese tipo de cosas tenía una vida muy monótona pero sentía las ganas de hacer todo eso. Un día nos encontramos en una casa abandonada, para mi era tan excitante que empezamos a hacerlo, sentir su verga dentro de mi era como estar en el cielo, me pidió que me diera la vuelta y me penetró por detrás, para mi fue demasiado doloroso no me sentía lista para el sexo anal así que mi reacción fue apartarme e irme de ahí. Deje de hablarle, me sentía muy mal, aparte de eso lo veía con su pareja todos los días y me lastimaba mucho tener que aceptarlo. En mi casa cambié, ya no quería tener sexo con mi esposo, él al notar que algo estaba pasando empezó a cambiar conmigo, a ser amoroso y atento pero sentía que era muy tarde estaba enamorada de otro hombre. Me separé y tenía la esperanza de empezar una relación con mi vecino, pero me dijo que solo quería sexo y nada serio, aparte tenía pareja. Para mi fue muy triste y decidí mudarme de ciudad con mis niños, con la esperanza de que con la distancia y el tiempo iba a olvidarme de él. Me seguía llamando y me insistía en que volviera, teníamos varios meses sin vernos así que empezamos una relación a distancia, me pedía que le enviara fotos y videos sexuales, él me enviaba también fotos de su verga, videos masturbándose y empezamos a masturbarmos por video llamada también, nunca había experimentado ese tipo de relación pero este hombre sacaba lo peor en mi. Me pide que vuelva para empezar una relación, dice que me quiere y me extraña, pero quiere que acepte ser solo su amante y yo a pesar de eso lo amo, y deseo estar con él. Pero nunca estuvo en mis planes ser la amante de un hombre por eso puse distancia, siento que solo quiere usarme y se que debo dejarlo pero no he tenido la suficiente fuerza de voluntad. Ahora que estoy separada no se que hacer ¿tener solo sexo y darme ese gusto?¿ o dejarlo definitivamente? Agradezco mucho sus opiniones…

Facebook Comments
echo "

";